Sé el observador de tu mente

por

Sé el observador de tu mente

 

¿Sabías que algunas tradiciones orientales afirman que tu mente es tu sexto sentido? Primeramente permíteme que explique un poco el porqué de esa relación entre mente y sexto sentido. 

 

Potencia tu sexto sentido

Cuando te refieres al sentido de la vista, sabrás que ‘ver’ se refiere a un uso involuntario, mientras que ‘mirar’ es un uso voluntario de la vista. En el caso de que no mires, no significa que el ojo deje de funcionar, ni deje de ver.

Si te centras en el sentido del oído, ocurre exactamente lo mismo, puedes estar oyendo de manera involuntaria, o escuchar voluntariamente. Pero, si no escuchas, el oído no puede dejar de oír, ¿cierto?

Pues bien, aunque no te hayas planteado nunca esto, con la mente pasa absolutamente lo mismo.  

 

Pensamiento voluntario

Puedes estar pensando voluntariamente, por ponerte un ejemplo, planteando qué vas a cocinar o a comer hoy, o planeando tu fin de semana, pero lo cierto es que si no piensas voluntariamente, la mente nunca deja de hacerlo de forma involuntaria. 

Pero.. ¿Existe alguna diferencia entre la mente y los demás sentidos? 

Si ves un objeto delante tuyo, pongamos unas tijeras (y me refiero a verlo, porque se encuentra en tu campo visual), eso no implica que te sientas que eres esas tijeras o que las tijeras te pertenezcan, ¿verdad? Lo mismo ocurre si oyes un tema musical en la radio: tú no sientes que eres ese tema, o que sea tuyo.

La mente

Pero con la mente no pasa lo mismo, si en tu mente aparece un pensamiento que no quieres que aparezca y se reproduce sin tu permiso, contra tu voluntad, como por ejemplo, “Soy un auténtico desastre” inmediatamente puedes estar haciéndote el pensamiento como  tuyo y te identificas con él… 

Lo cierto es que este pensamiento sólo puede conducirte a un estado emocional no constructivo para ti.

 

La fusión con el pensamiento

Este proceso llamado en psicología “fusión con el pensamiento», se da normalmente en pensamientos con fuerte contenido emocional, a diferencia de cuando pensamos en esas tijeras, las cuales reproducen un pensamiento neutro que apenas nos hace fusionarnos con el.

Los pensamientos que realmente te atrapan, son aquellos que están cargados de emoción. Aquellos con los que te fusionas, o que la creencia de los demás sobre ti, te hacen fusionarte con ellos.

Experimenta este ejercicio por unos minutos

A continuación, te planteo una breve práctica en la que -a través de tu figura como observador, observadora- vas a experimentar cómo desidentificarse de tus propios pensamientos y emociones.

Cerrarás momentáneamente los ojos como si contaras mentalmente hasta 20, y vas a generar un pensamiento negativo centrado en ti mismo/a, de intensidad moderada, de esos que sueles decirte con frecuencia: como por ejemplo “soy un desastre, qué mal me relaciono”,  o “no soy nada bueno/buena en tal acción o tal otra”. 

Al reproducir este mensaje en tu interior, te pido que observes el efecto emocional que puede llegar a causar. En cierta forma, alguna parte de ti da por supuesto que eso es cierto. 

Ok pruébalo ahora

Bien. De nuevo cerrarás los ojos el tiempo de contar hasta 20, pero en este caso, vas a generar otro pensamiento, el del observador.  Vas a visualizar el pensamiento negativo anterior, pero como si fueras un espectador que observa desde unos metros mas allá. Viendo toda la escena.

Ok adelante…

Te habrás dado cuenta de que, al tomar distancia sobre ese pensamiento negativo, puedes incluso dejar de sentirte identificado identificada con él, como si no fuera contigo, ¿cierto?

 

Abrirse a la experiencia

Puede parecer un poco difícil, pero si te mantienes abierto, abierto a la experiencia, y con un poco de práctica, te resultará todo más fluido.

 

Muy bien. Y por último, de nuevo te pediré que cierres ojos para generar ahora un pensamiento triste, un pensamiento de pérdida o de alguna preocupación de las que te acompañan a menudo, y observarás bien cómo al identificarte con ese pensamiento, te sientes fusionado con la emoción que conlleva. 

Y como ya has experimentado anteriormente, justo cuando estés experimentando esa emoción, vas a ponerte en el lugar de ese observador, que toma distancia.

Ok: ¿preparado/preparada? Adelante… cierra los ojos hasta contar hasta 20.

Muy bien, ¿pudiste comprobar cómo la emoción primera que te causó el pensamiento, ha perdido su intensidad inicial?

El objetivo de esta práctica no es otra que la de darte una visión amplia sobre cómo puedes entrenar tu mente como si se tratara de un sexto sentido.

A través de la figura del observador/ la observadora, logras alejarte y tomar consciencia de la situación desde otra perspectiva usando el anclaje a tu respiración y a tu cuerpo.

 

¡Hasta la próxima!

 

Cristian Casamitjana

Cristian Casamitjana

Soy psicólogo holístico y trabajo para inspirar a las personas a observarse, comprenderse y encarar proactivamente el cambio y el desarrollo personal. Psicogenealogía, mindfulness y PNL son algunas de mis herramientas. Soy hombre rural de tribu, aficionado al huerto, a la astrología y a la filosofía vedanta advaita.

CURSOS Y TALLERES

Ven y encuentra uno a tu medida

Únete, te esperamos!

Un lugar para encontrarnos
y sacar nuestra mejor version

Taller Gratuito Mindfulness y Compasión

Un Taller para conocer pautas de autocuidado, mirarnos  adentro y ser amables y pacientes con nosotros

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Vergüenza

Live de Preguntas y Respuestas

Sobre Sexualidad Consciente

Todos los días 20 de cada mes en Instagram.

Escribir es un viaje

 

Un taller de escritura para abrirnos a nuevos caminos.

Nos vemos todos los miércoles

TU COMUNIDAD :

CURSOS Y TALLERES

BENEFICIOS Y DESCUENTOS

TIENDA

PROFESIONALES

Suscríbete a nuestro Newsletter

Y recibe nuestras novedades, artículos, invitaciones a talleres, cursos y más sorpresas para que encuentres tu camino.