Nuestros amigos los caballos

Nuestros amigos los caballos

La doctora veterinaria Anahí Zlotnik es especialista en comportamiento animal, con una extensa trayectoria en el tratamiento de caninos, felinos y equinos.  Sobre esta especie en particular, además de su preparación y experiencia como amazona, ha desarrollado el dominio de las más modernas técnicas de manejo y tratamiento, con una extensa práctica internacional.

Su enfoque holístico nos abre un mundo de comprensión sobre los animales.

El preferido

Se dice que el caballo es el animal preferido de Dios. Es noble, bello, poderoso y tímido, capaz de dar la vida por su jinete. Acompañó a grandes guerreros en sus batallas y conquistas, así que esta nota va con amor y respeto por esta hermosa especie.

Conociendo a nuestros amigos  

El comportamiento alimentario del caballo es una parte muy importante de su vida pues pasan aproximadamente 16 horas al día pastando. Si los observamos en la pradera, los veremos «pastando» muchas horas al día.   

Hay que imaginarse cómo es de difícil para ellos pasarse más de 20 horas al día encerrados en un box, si todo su sistema digestivo está preparado para pastar despacio y frecuentemente.

Es una de las actividades más importantes de cada día.

¿Para qué nos sirve esta información?

Nos sirve para comprender mejor a estos animales y sus reacciones frente al medio y circunstancias que les toquen vivir.

El conocimiento de su modo de vida, hará qué, si le toca una vida «doméstica», pueda ser ésta, lo más parecida a sus necesidades.

Los caballos tienen su organización de alta sociabilidad. Compleja, con reglas clarísimas, que respetan entre ellos, para mantener unido al grupo y en paz

Sincronizados

Los caballos tienen una increíble capacidad de sincronizarse. Si son perseguidos, lo primero que hacen es juntarse. Se sincronizan, no se golpean y huyen. La vida en grupo asegura la supervivencia.

Por lo tanto, la vida en grupo es primordial y, cuando alguno queda separado de su manada, y carece de esa protección y queda solitario es presa fácil.

Por esta razón, para un caballo estar sólo es como si, estuviera castigado

 

Sabiduría de yeguas

Las yeguas hacen amistades profundas y duraderas. Saben dónde ir, dónde se puede encontrar agua y pastos frescos.

Las yeguas madres son muy cuidadosas con sus potrillos y potrancas, los limpian, los huelen, los acarician, les alimentan. Y, entre ellas también mantienen lazos de unión.

Las yeguas les enseñan rápidamente a los potrillos y potrancas de otras madres a no invadir el espacio individual. Esta sería “la” regla en el mundo equino. Cada uno tiene su espacio personal, que no debe ser invadido.

 

Grooming

Entre todos los caballos del grupo, además, existe un comportamiento de cuidado y limpieza o «grooming».  

Este comportamiento afectivo se observa cuando se ponen cabeza de un caballo contra la grupa del otro, y se limpian con los dientes y se masajean en distintas zonas del cuerpo.  

También vemos a veces, que algunos pájaros se posan sobre los caballos y les quitan insectos de la piel. Es interesante observar que no todos los pájaros suben a todos los caballos, sino que algún tipo de pájaro sube a un caballo en particular.

Timidez y percepción

Los caballos son animales tímidos y muy perceptivos, y además por formar parte de un grupo social, son amistosos y curiosos. 

Esto lo podemos comprobar fácilmente cuando llegamos a un campo:  si ya tienen relación con los humanos, se acercan para olfatear y conocer a los extraños o a saludar a los conocidos, pero a la vez podemos ver que algunos que son menos extrovertidos, se quedan mirando desde más lejos, o atrás del más confiado; o, se acercan, huelen y se van.   

Entonces, es positivo dejarse oler, pues es uno de los modos de contacto entre ellos es este momento de olfacción mutua, facilita la unión.

 

Voladores

Los caballos son animales que pueden ser -y han sido- cazados (con zeta). Por esta causa su anatomía, fisiología y comportamiento están perfectamente adaptados para correr rápidamente en línea recta y a gran velocidad en el caso de tener que protegerse de los predadores. Y, a diferencia de estos, son herbívoros, veganos por naturaleza. 

Son animales que no atacan ni matan para comer, y que dependen de su rapidez de huída o velocidad de huída, para sobrevivir.  A esta rápida y veloz reacción de huída, se la llama FLIGHTINESS y por esto en inglés se dice que el caballo es un «FLIGHT ANIMAL».

Dependen, por tanto, de su rapidez de partida o «flightiness» para sobrevivir frente al ataque de un predador.  

Han desarrollado enormemente sus sentidos externos, sobre todo el olfato y el oído. Sus orejas se mueven en distintos ángulos y la forma de las mismas les permiten captar sonidos muy lejanos imperceptibles para nosotros.  

Esto lo subrayo pues muchas veces, algunas personas retan a su caballo porque se asusta y reacciona, y lo que no se dan cuenta es que el caballo está escuchando algún sonido que para él por ser animal presa, puede significar peligro, y para los humanos, no significa nada porque o no somos capaces de escucharlo o si lo escucháramos no sería peligroso.

 

Oliendo el peligro

Otro sentido muy desarrollado en el caballo es el sentido del olfato, mediante el cual «huelen el peligro», pero también huelen a sus compañeros de tropilla y amigos humanos o de otras especies.  

Por medio del olfato los caballos se presentan a sí mismos entre ellos, es común verlos ollar contra ollar, tomándose un tiempo para que la información llegue al bulbo olfatorio, que es de gran tamaño. 

Según lo que olfatean, responderán con un fuerte relincho, con una patada o con un sonido muy leve, o con indiferencia.  También es un gusto cuando nosotros nos dejamos soplar por ellos o les soplamos nuestro aliento para que nos conozcan. 

Tienen gran capacidad cognitiva de su ambiente, de sus congéneres, de los pastos, los suelos, el agua, los climas, los caminos, las montañas, las estepas, de las personas, de los juegos, los movimientos, y mucho más.

 

Necesidades sociales

Tienen una gran necesidad de relaciones de calidad y buena comunicación. Entre ellos establecen lazos de amistad muy profundos y duraderos, hasta tener dentro de la manada un amigo o amiga muy íntimo, al cual le relinchan cuando se alejan de él.  

Hace poco, en una estancia donde estuve trabajando con unos potrillos, una mañana nos fuimos a recorrer la estancia, y me dieron para el paseo a un zaino doradillo llamado: «Capitán».  

Cuando empezamos a caminar, un tordillo grandote que estaba del otro lado del piquete, comenzó a relinchar con mucha fuerza y Capitán también empezó a relinchar, entonces les pregunté a los cabañeros si entre ellos había amistad, y me confirmaron que efectivamente ellos dos eran muy amigos.  Así de amistosos como nosotros…

 

Anahi Zlotnik
Anahi Zlotnik

Médica veterinaria holística, especializada en equinos. Desde hace muchos años, desarrolla un camino de encuentro y comunicación con los caballos, que permita comprender su comportamiento, su modo de vivir, y su tratamiento integral.

Escribir es un viaje

Un taller de escritura sorprendente

Por Ale Toronchik

 

Únete, te esperamos!

Un lugar para encontrarnos
y sacar nuestra mejor version

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sin Vergüenza

Live de Preguntas y Respuestas

Sobre Sexualidad Consciente

Todos los días 20 de cada mes en Instagram.

Escribir es un viaje

¡Un taller de escritura diferente! Para abrir la mente y encontrar nuevos mundos.

Nos vemos todos los miércoles

TU COMUNIDAD :

CURSOS Y TALLERES

BENEFICIOS Y DESCUENTOS

TIENDA

PROFESIONALES

Suscríbete a nuestro Newsletter

Y recibe nuestras novedades, artículos, invitaciones a talleres, cursos y más sorpresas para que encuentres tu camino.